Busca con Google

sábado, 4 de octubre de 2008

.: SÉ CONSCIENTE DE TUS PENSAMIENTOS

.: SÉ CONSCIENTE DE TUS PENSAMIENTOS

Toda tu fuerza reside en tu capacidad de ser consciente de ese poder y en retener ese poder en tu conciencia.

La mente puede ser como un tren de vapor fuera de control. Te puede llevar al pasado y al futuro, recopilando los malos momentos del pasado y proyectándolos al futuro. Esos pensamientos descontrolados también crean. Cuando eres consciente, estás en el presente y sabes lo que estás pensando. Cuando controlas tus pensamientos, tienes el poder.

Entonces, ¿cómo podemos ser más conscientes? Una forma de detenernos y preguntarnos: « ¿Qué estoy pensando ahora? ¿Qué estoy sintiendo ahora?». En el momento en que te planteas la pregunta eres consciente, porque tu mente ha regresado al presente.

Cuando piensas en ellos vuelves a la conciencia del ahora. Hazlo cientos de veces al día, recuerda, todo tu poder reside en ser consciente del mismo. Michael Bernard Beckwith resume lo que supone ser consciente de este poder diciendo: «¡Recuerda recordar!»
Esas palabras se han convertido en el estribillo de mi vida.

Para ayudarme a ser más consciente de recordarme recordar, le pedí al Universo que me diera un ligero empujoncito para devolverme al presente siempre que mi mente estuviera dispersa y «de fiesta» a costa mía. Ese ligero empujoncito se manifiesta cuando me doy un golpecito, se me cae algo, oigo un ruido, una sirena o una alarma.
Todas estas cosas son señales de que mi mente se ha dispersado y que he de volver al presente. Cuando recibo estas señales me paro y me pregunto: «¿En qué estoy pensando? ¿Qué estoy sintiendo? ¿Soy consciente?» Por supuesto, en el momento en que me hago esas preguntas, soy consciente. En el momento en que te preguntas si eres consciente, eres consciente. Eres consciente.

«El verdadero secreto del poder es ser consciente del mismo».
(Charles Haanel)

Cuando eres consciente del poder de El Secreto y empiezas a usarlo, todas tus preguntas son respondidas. Cuando empiezas a tener un entendimiento más profundo de la ley de la atracción, puedes comenzar a plantearte preguntas de forma habitual. A medida que lo vayas haciendo, irás recibiendo la respuesta a cada una de ellas.
Puedes empezar a usar este libro con ese fin. Si estás buscando una respuesta o una guía sobre algún tema en tu vida, hazte la pregunta, cree que vas a recibir y luego abre este libro al azar. En el lugar donde se haya abierto estará el consejo y la respuesta que estás buscando.

La verdad es que el Universo te ha estado respondiendo durante toda tu vida, pero no puedes recibir las respuestas a menos que seas consciente de las mismas. Sé consciente de todo lo que te rodea, porque estás recibiendo las respuestas a tus preguntas en cada instante del día. Los canales a través de los cuales pueden llegar son ilimitados. Pueden llegar a un titular de un periódico que llama tu atención, a través de una conversación ajena, de una canción, de la radio, de un logotipo en un camión que pasa o por medio de una inspiración repentina. ¡Recuerda recordar y sé consciente!

En mi vida y observando la de otras personas he descubierto que no tenemos buenos pensamientos respecto a nosotros mismos, ni nos queremos demasiado. No querernos puede impedir que llegue a nuestra vida eso que tanto anhelamos. Cuando no nos amamos, apartamos las cosas de nuestra vida.

Todo lo que queremos, sea lo que sea, está motivado por el amor.
Tener esas cosas que queremos “juventud, dinero, la pareja perfecta, trabajo, cuerpo o salud” nos permite experimentar sentimientos de amor. Para atraer lo que queremos, hemos de transmitir amor, y esas cosas aparecerán inmediatamente.

Para transmitir la frecuencia más alta de amor, debes quererte, y eso a muchas personas les cuesta bastante. Si te enfocas en el exterior y en lo que estás viendo ahora, puedes confundirte, porque lo que ves y sientes ahora es el resultado de lo que solías pensar. Si no te quieres, la persona a la que estás viendo en estos momentos probablemente estará llena de los defectos que has encontrado en ti.

Para amarte plenamente tienes que enfocarte en una nueva dimensión de Ti. Debes enfocarte en la presencia que hay en tu interior.
Siéntate en silencio un momento. Enfócate en el sentimiento de la presencia interior, ésta empezará a revelarse. Es un sentimiento de amor puro y de beatitud, es la perfección. Esa presencia es la perfección de Ti. Esa presencia es tu verdadero Yo. Al enfocarte en esa presencia, cuando te sientas amor y alabes esa presencia, te estarás amando plenamente, y es muy probable que sea la primera vez en tu vida que lo hagas.

Siempre que te veas con ojos críticos, cambia inmediatamente tu enfoque hacia esa presencia interior y se te revelará su perfección.
Con esto todas las imperfecciones que se hayan manifestado en tu vida se disolverán, porque las imperfecciones no pueden existir ante esa presencia. Tanto si deseas recuperar tu vista como hacer desaparecer una enfermedad y recobrar el bienestar, transmutar la pobreza en abundancia, invertir el proceso y la degeneración del envejecimiento o erradicar cualquier pensamiento negativo, enfócate en esa presencia interior y mímala, entonces se manifestará la perfección.

«La verdad absoluta es que el “Yo” es perfecto y completo; el verdadero “Yo” es espiritual, y por lo tanto no puede ser más que perfecto; no puede carecer de nada, ni estar limitado o padecer enfermedad alguna». (Charles Haanel)

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
ayudaysuperacion@gmail.com
internet@informaticos.com

No hay comentarios: