Busca con Google

martes, 14 de octubre de 2008

.: ¿QUE ES EL SECRETO?

.: ¿QUE ES EL SECRETO?

BOB PROCTOR
Probablemente te estés preguntando: « ¿Qué es El Secreto?»
Te explicaré como lo entiendo yo.


Todos trabajamos con un poder infinito. Todos nos guiamos por las mismas leyes. Las leyes naturales del Universo son tan exactas que ni tan siquiera tenemos problemas para construir naves espaciales, podemos enviar personas a la Luna y programar el alunizaje con una precisión de una fracción de segundo.

Dondequiera que estemos India, Australia, Nueva Zelanda, Estocolmo, Londres, Toronto, Montreal o Nueva York, todos trabajamos con el mismo poder. Una sola Ley. ¡La atracción!

¡El Secreto es la ley de la atracción!

Todo lo que llega a tu vida es porque tú lo has atraído. Y lo has atraído por las imágenes que tienes en tu mente. Es lo que piensas. Todo lo que piensas lo atraes.

«Cada uno de tus pensamientos Es un objeto real: una fuerza»
Prentice Mulford (1834-1891)

Los grandes maestros de todos los tiempos nos han enseñado que la ley de la atracción es la ley más poderosa del Universo.

Poetas como William Shakespeare, Robert Browning y William Blake lo expresaron en su poesía. Músicos como Ludwig van Beethoven lo expresaron con su música. Artistas como Leonardo da Vinci lo representaron en sus cuadros. Grandes pensadores como Sócrates, Platón, Ralph Waldo Emerson, Pitágoras, sir Francis Bacon, sir Isaac Newton, Johann Wolfgang von Goethe y Victor Hugo, lo compartieron en sus escritos y enseñanzas. Sus nombres han sido inmortalizados y su legendaria existencia ha sobrevivido el paso de los siglos.

Religiones como el hinduísmo, las tradiciones herméticas, el budismo, el judaísmo, el cristianismo y el islam, y civilizaciones como la babilónica y la egipcia, lo han transmitido en sus relatos e historias. Esta ley, omnipresente en todas las eras, se puede encontrar en narraciones antiguas de todos los tiempos. Fue grabada en piedra en el año 3000 a C. Aunque algunos codiciaron este conocimiento, y de hecho lo consiguieron, siempre ha estado al alcance de quien quisiera descubrirlo.

Esta ley existe desde los albores del tiempo. Siempre ha existido y siempre existirá.
Esta ley rige todo el orden del Universo en cada momento de tu vida y en todas las cosas que experimentas. No importa quién seas o lo que hagas, la ley de la atracción es la que modela tu experiencia total de la vida y lo hace a través de tus pensamientos. Tú eres quien activa la ley de la atracción a través de tu mente.

En 1912 Charles Haanel describió la ley de la atracción como «la ley más grande e infalible de la que depende todo el sistema de la creación»

BOB PROCTOR
Los sabios siempre lo han sabido. Puedes remontarte hasta los babilonios. Siempre lo han sabido. Se trata de un pequeño grupo selecto de personas.

Los estudiosos han documentado bien la vida de los antiguos babilonios y su inmensa prosperidad. También son famosos por haber creado una de las Siete Maravillas del Mundo, los Jardines Colgantes de Babilonia. Gracias a su comprensión y aplicación de las leyes del Universo, se convirtieron en una de las civilizaciones más prósperas de la historia.

BOB PROCTOR
¿Por qué crees que un 1 por ciento de la población gana aproximadamente el 96 por ciento de todo el dinero del mundo? ¿Crees que es por casualidad? Está diseñada de este modo. Es porque entienden algo. Entienden El Secreto y ahora tú estás siendo introducido al mismo.

Las personas que han acumulado riqueza han utilizado El Secreto conciente o inconscientemente. Tienen pensamientos de abundancia y riqueza y no permiten quien en sus mentes arraiguen pensamientos contradictorios. En ellas predominan los pensamientos de abundancia. Sólo conocen la riqueza y en sus mentes no cabe nada más. Tanto si son conscientes como si no, esos pensamientos de riqueza son los que les han aportado la riqueza. Es la ley de la atracción en acción.
Un ejemplo perfecto para demostrar El Secreto y la ley de la atracción en acción es éste: puede que conozcas a alguna persona que ha acumulado una gran riqueza, que la ha perdido y que al poco tiempo la ha vuelto a recuperar. Lo que sucede en estos casos es que los pensamientos de esas personas, conscientes de ellos o no, son predominantemente de riqueza; así es como la consiguieron en un principio. Luego permitieron la entrada de su mente de pensamientos de miedo a perder la riqueza, hasta que estos pensamientos vencieron a los otros. Inclinaron la balanza de los pensamientos de riqueza en favor de los pensamientos de pérdida y así esas personas lo perdieron todo. Sin embargo, una vez hubieron perdido su riqueza, el miedo a la pérdida desapareció y la balanza se decantó otra vez hacia los pensamientos de riqueza. Y volvió el dinero.
La ley responde a tus pensamientos, sean los que sean.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
ayudaysuperacion@gmail.com

No hay comentarios: