Busca con Google

miércoles, 8 de octubre de 2008

EL SECRETO Y EL DINERO

EL SECRETO Y EL DINERO
«Todo lo que la mente puede concebir se puede lograr».
(W. Clement Stone (1902 – 2002))

JACK CANFIELD

El Secreto supuso una auténtica transformación para mí, pues crecí con un padre muy negativo que pensaba que los ricos habían hecho su fortuna explotando a los demás y que quien tenía dinero era porque había engañado a alguien. De modo que crecí rodeado de muchas creencias negativas respecto al dinero; que si lo tenías te hacía malo, que sólo las personas malvadas tenían dinero y que éste no crecía en los árboles. «¿Quién te piensas que soy, Rockefeller?», ésta era una de las frases favoritas de mi padre. Así que me eduqué creyendo que realmente la vida era difícil. Sólo cuando conocí a W. Clement Stone empezó a cambiar mi vida.

Cuando trabajaba con Stone, un día me dijo: «Quiero que te propongas una meta tan grande que cuando la consigas, rompa todos tus esquemas mentales y sepas que la habrás conseguido sólo gracias a lo que te he enseñado». En aquel entonces granaba unos ocho mil dólares anuales, así que dije: «Voy a manifestar eso, me lo voy a creer, voy a actuar como si fuera cierto y a liberar este pensamiento». Y así lo
hice.

Una de las cosas que me enseñó fue a cerrar los ojos y a visualizar las metas como si ya las hubiera conseguido.
Había impreso un billete de cien mil dólares y lo había pegado en el techo. Lo primero que veía por la mañana al abrir los ojos era el billete de cien mil dólares y lo había pegado en el techo. Lo primero que veía por la mañana al abrir los ojos era el billete y era un recordatorio de mi propósito. Luego cerraba los ojos y visualizaba el estilo de vida con ese sueldo. Curiosamente, no pasó nada importante durante casi un mes. No tuve ninguna idea decisiva, nadie me ofrecía dinero.

Cuando ya casi había transcurrido el mes, tuve una idea de cien mil dólares. Se me ocurrió de repente. Tenía un libro que había escrito y pensé: «Si puedo vender cuatrocientos mil ejemplares de mi libro a veinticinco centavos de dólar cada uno, eso sumará cien mil dólares». Ahí estaba el libro, pero jamás se me había ocurrido eso antes. (Uno de Los Secretos es que cuando tienes una idea inspirada tienes que confiar en ella y ponerla en práctica). No sabía cómo iba a vender cuatrocientos mil ejemplares.

Luego vi. el National Enquirer en el supermercado. Lo había visto millones de veces, estaba al fondo de la estantería de revistas. De pronto, lo vi resaltado como si estuviera entre las primeras. Pensé: «Si los lectores supieran de mi libro, seguro que habría cuatrocientas mil personas que lo comprarían».

Unas seis semanas más tarde di una charla en el Hunter College de Nueva York ante seiscientos profesores y cuando terminé se me acercó una mujer y me dijo: «Ha sido una charla estupenda. Quisiera hacerle una entrevista. Aquí tiene mi tarjeta». Resultó ser una escritora que trabajaba por cuenta propia y que vendía sus historias al National Enquirer.

De pronto empezó a sonar en mi mente la música de La Dimensión Desconocida, como anunciando que esto realmente estaba funcionando. El artículo se publicó y las ventas de mi libro empezaron a dispararse.

Lo que quiero resaltar es que estaba atrayendo a mi vida todos estos acontecimientos distintos, incluida a esta persona.
Para resumir la historia, ese año no gané cien mil dólares.
Ganamos noventa y dos mil trescientos veintisiete dólares.
Pero ¿crees que nos deprimimos pensando «¿Esto no ha funcionado?». Todo lo contrario, no parábamos de decir:
«¡Esto es sorprendente!» Entonces mi esposa me dijo: «Si ha funcionado con cien mil dólares, ¿crees que funcionará con un millón?» Y yo le respondí: «No lo sé, creo que sí. Vamos a probarlo».

Mi editor me mandó un cheque por los derechos de autor de nuestro primer libro Sopa de pollo para el alma. Y dibujó una sonrisa en su firma, porque era el primer cheque que había hecho por esa cantidad.

Así que lo sé por experiencia propia, porque quise probarlo.
¿Funciona realmente este Secreto? Nosotros lo pusimos a prueba. Funcionó y ahora lo vivo cada día.

El conocimiento de El Secreto y el uso intencionado de la ley de la atracción se puede aplicar a todos los aspectos de tu vida. Es el mismo proceso para todo lo que quieras crear y la cuestión del dinero no es diferente.

Para atraer dinero te has de enfocar en la riqueza. Es imposible atraer más dinero a tu vida cuando sientes que no tienes suficiente, porque eso significa que tienes pensamientos de carencia. Enfócate en que no tienes suficiente dinero y crearás muchas más situaciones de carencia del mismo. Has de enfocarte en la abundancia de dinero para que éste venga a ti.

Debes emitir una nueva señal con tus pensamientos y ésta debe ser que actualmente tienes más que suficiente. Realmente has de recurrir a tu imaginación y fingir que ya tienes el dinero que necesitas. ¡Es muy divertido hacerlo!. Mientras finges y juegas a pretender que tienes dinero observarás que en el acto te sientes mejor respecto al mismo, y en cuanto te sientas mejor, éste empezará a fluir en tu vida.

La maravillosa historia de Jack inspiró al equipo de El Secreto a crear un cheque en blanco en nuestra web, www.thesecret.tv, para que te lo descargues gratuitamente. El cheque en blanco es para ti y es del Banco del Universo. Lo rellenas con tu nombre, la cantidad, los datos pertinentes y lo colocas en un lugar donde puedas verlo cada día. Cuando mires tu cheque, siente como si ya tuvieras ese dinero. Imagina que gastas ese dinero, todas las cosas que quieres comprar y las cosas que harías. ¡Siente lo maravilloso que es! Sabes que es tuyo, porque cuando pides, se te da. Hemos recibido cientos de historias de personas que han obtenido grandes sumas de dinero utilizando el cheque de El Secreto. ¡Es un juego divertido que funciona!.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
ayudaysuperacion@gmail.com
internet@informaticos.com

No hay comentarios: