Busca con Google

martes, 7 de octubre de 2008

EL SECRETO Y LAS RELACIONES

EL SECRETO Y LAS RELACIONES

MARIE DIAMOND
ASESORA DE FENG SHUI, PROFESSORA Y ORADORA


El Secreto significa que somos creadores de nuestro Universo y que todos los deseos que queramos crear se manifestarán en nuestra vida. Por consiguiente, nuestros deseos, pensamientos y sentimientos son muy importantes porque se
manifiestan.

Un día fui a casa de un director artístico, un productor de cine muy famoso. En todos los rincones de su casa tenía la hermosa imagen de una mujer desnuda envuelta con una tela, en un gesto como de darse la vuelta para marcharse como si estuviera diciendo «No te veo». «Creo que no debes ser muy afortunado con los amoríos», le dije. «¿Eres clarividente?», me respondió.

«No, pero observa. Tienes el mismo retrato de esa mujer en siete sitios», le dije. «Pero me gusta ese cuadro, lo he pintado yo” me contestó. “Peor aún, porque has puesto toda tu creatividad en ello», le respondí.

Era un hombre muy atractivo que siempre estaba rodeado de bellas actrices debido a su trabajo y no tenía ningún amorío.
«¿Qué es lo que te gustaría?», le pregunté. «Me gustaría salir con tres mujeres cada semana», me dijo. «Muy bien, píntalo. Píntate con tres mujeres y cuelga el cuadro por todas partes”, le respondí.

A los seis meses volví a verle y le pregunté: «¿Cómo va tu vida amorosa?» «¡De maravilla! Las mujeres me llaman, quieren salir conmigo». «Porque eso es lo que deseas», le dije, «Me siento estupendamente. No había tenido ninguna cita en años y ahora tengo tres a la semana. Se pelean por mí». «Estupendo», respondí. Entonces me dijo: «Pero ahora me gustaría sentar la cabeza. Me gustaría casarme, quiero enamorarme». «Bueno, pues píntalo». Pintó una hermosa relación romántica y un año después se casó. Ahora es muy feliz.

Esto fue porque lanzó otro deseo. Lo deseó durante años sin que sucediera, porque su deseo no se podía manifestar. Su plano externo -su casa- estaba contradiciendo
constantemente su deseo. Si entiendes este conocimiento, empieza a emplearlo.

La historia del cliente de Marie Diamond es un ejemplo perfecto de cómo el feng shui refleja las enseñanzas de El Secreto. Ilustra cómo nuestros pensamientos pueden crear algo cuando los ponemos en práctica. Toda acción ha de ir precedida de un pensamiento. Los pensamientos crean las palabras que pronunciamos, nuestros sentimientos y acciones. Las acciones son especialmente poderosas porque son pensamientos que nos han hecho actuar.

Puede que ni siquiera nos demos cuenta de cuales son nuestros más ocultos pensamientos, pero podemos ver lo que hemos estado pensando observando las acciones que hemos realizado. En la historia del productor de cine, sus pensamientos más recónditos se reflejaban en sus acciones y entorno. Había pintado a muchas mujeres dándole la espalda. ¿Te das cuenta de cuales eran sus pensamientos más profundos? Aunque decía que quería salir con mujeres, no lo reflejaba en sus cuadros. Cuando eligió cambiar deliberadamente sus acciones, hizo que todo su pensamiento se enfocara en lo que quería. Con un cambio tan sencillo, pudo pintar su vida y hacer que se manifestara a través de la ley de la atracción.

Cuando quieras atraer algo a tu vida, asegúrate de que tus acciones no contradicen tus deseos. Uno de los ejemplos más bellos es el de Mike Dooley, uno de los maestros que aparecen en el documental El Secreto, en su curso en audio Leveraging the Universe and Engaging the Magic (Influye en el Universo y entra en la magia). Es la historia de una mujer que quería atraer al hombre perfecto a su vida. Había hecho todas las cosas correctas: tenía claro cómo quería que fuera, hizo una lista detallada de sus cualidades y le visualizó en su vida. A pesar de haber hecho todas estas cosas, no había señales de él.

Un día cuando llegaba a su casa y estaba aparcando el coche en su garaje, suspiró al darse cuenta de que sus acciones contradecían lo que quería. Si su coche estaba en medio del garaje, ¡no había sitio para su compañero perfecto! Sus acciones le estaban diciendo al Universo que no creía que fuera a recibir lo que estaba pidiendo.

De modo que enseguida limpió el garaje y aparcó su coche a un lado, dejando sitio para que cupiera el vehículo de su pareja perfecta.
Luego se fue a su habitación y abrió el armario, que estaba abarrotado de ropa. No había sitio para la ropa de su pareja perfecta.
Apartó algunos de sus vestidos para dejar espacio. También había estado durmiendo en medio de la cama y empezó a hacerlo en «su» lado, dejando espacio para él.

Esta mujer relató su historia a Mike Dooley durante una cena y en la mesa de al lado estaba sentada su pareja perfecta. Después de realizar todas estas poderosas acciones y de actuar como si ya hubiera recibido lo que había pedido. Él entró en su vida y ahora están felizmente casados.

Otro sencillo ejemplo de «actuar como si» es lo que le sucedió a mi hermana Glenda, que es la directora de producción del documental El Secreto. Ella vivía y trabajaba en Australia y quería trasladarse a Estados Unidos y trabajar conmigo en nuestra oficina americana.
Glenda conocía muy bien El Secreto y estaba dando todos los pasos correctos para conseguir lo que quería, pero pasaban los meses y seguía en Australia.

Glenda observó sus acciones y se dio cuenta de que no estaba «actuando como si» estuviera recibiendo lo que había pedido. De modo que empezó a actuar con más coherencia. Lo organizó todo para marcharse. Se dio de baja en las asociaciones a las que pertenecía, regaló cosas que no iba a necesitar e hizo las maletas. En cuatro semanas, Glenda estaba en Estados Unidos trabajando con nosotros.

Piensa en lo que has pedido y asegúrate de que tus acciones están reflejando lo que esperas recibir, que no son contradictorias. Actúa como si estuvieras recibiéndolo. Haz exactamente lo que harías si lo estuvieras recibiendo hoy y actúa de modo que se refleje esa poderosa expectativa. Deja espacio para recibir tus deseos; cuando lo hagas, estarás enviando una potente señal de expectativa.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
ayudaysuperacion@gmail.com
internet@informaticos.com

No hay comentarios: